Logo BID
  • Historias
  • Fellowship OEA
29 Jul 2016

Venezuela: ¿Qué tan lejos estamos de un Gobierno Abierto?

Gregorio Riera | @gregoriorb
Abogado

                 ¿Qué tan lejos estamos de un Gobierno Abierto?

                                                             I

El posicionamiento del Gobierno Abierto es evidente. Desde el año 2009, 64 países consideran una buena idea darle vida a este sistema en el cual los principios de transparencia, participación ciudadana y colaboración se encuentran interconectados y su funcionamiento simultáneo permite cambiar la perspectiva de líderes que gobiernan y ciudadanos gobernados por una mas cercana a la democracia deliberativa.

En esta carrera, Venezuela está saliendo tarde. Somos uno de los 3 países que aún no tiene una Ley de Acceso a la Información, que es la base institucional, tal vez el primer paso, para la construcción de un gobierno abierto. Recién este año, el parlamento venezolano con el voto salvado de los diputados del partido de gobierno, aprobó en primera discusión la Ley de Transparencia, Divulgación y Acceso a la Información Pública, la cual se encuentra en consulta pública y vista las trabas que ha impuesto el Ejecutivo Nacional y la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la cual ha emitido mas de 14 sentencias que limitan y pretenden hacer nulas las competencias de la Asamblea Nacional, será, cuando menos lento el proceso de promulgación y ejecución de la misma.

La Declaración contiene compromisos que asumen los Estados “para fomentar una cultura de gobierno abierto que empodere y brinde resultados a los ciudadanos, y promueva los ideales del gobierno abierto y participativo del Siglo XXI”, sobre la base de estos se identificaron elementos que condicionan la ejecución de politicas de gobierno abierto en Venezuela, pero que a la vez pueden servir para ver el camino que nos falta transitar.

Se enumeró el contenido de la Declaración y se analizó brevemente su aplicabilidad en el país. Así, los Gobiernos se comprometen a:

1) Aumentar la disponibilidad de información sobre las actividades gubernamentales: Este tal vez sea el principio que mejor se cumple en Venezuela, aunque de manera equivocada, entre los años 1999 y 2014, el Gobierno sintió la necesidad de dirigirse a los venezolanos en cadena de radio y televisión durante 1905 horas, el año en el que en promedio mas lo hizo fue el 2012 (última elección de Chávez). La legislación no impone límite de duración ni frecuencia a la transmisión de las cadenas.

La palabra “disponibilidad” es la clave, que la información esté disponible implica que el ciudadano que quiera informarse tenga los canales y mecanismos para acceder a ella, todo lo contrario al uso abusivo de las cadenas, que imponen a la ciudadanía propaganda política y hacen nula su libertad de elegir contenidos informativos.

2) Los gobiernos recogen y almacenan la información en nombre de las personas, y los ciudadanos tienen derecho a solicitar información sobre las actividades gubernamentales: No para el Tribunal Supremo de Justicia, en Venezuela el ciudadano que pretenda obtener información pública debe demostrar: su legitimidad para solicitar la información, que lo solicitado sea proporcional con los recursos que invertiría el Estado en entregar o hacer accesible la información, justificar el uso que se le dará a la información y de que manera su entrega puede impactar en el control de los recursos y por último debe hacer todo esto a través del llamado Recurso de Reconsideración, visto que el amparo como mecanismo de defensa del derecho de acceso a la información fue invalidado por el TSJ

3) Nos comprometemos a promover un mayor acceso a la información y divulgación sobre las actividades gubernamentales en todos los niveles de gobierno. El Presidente de la República, la “Primera Combatiente”, Gobernadores de los estados Carabobo, Táchira, Zulia, el Alcalde de Caracas, entre otros Altos Cargos tienen programas en medios de comunicación del Estado Venezolano. No obstante, son utilizados como tribuna política desde donde y no como medio de información sobre actividades, limitando así el debate público.

En la continuación del presente artículo seguiremos contrastando la Declaración de Gobierno Abierto con el contexto institucional venezolano.

Sobre el autor:
Gregorio es abogado, especialista en derechos humanos y Diplomas en Acceso a la Justicia y  Transparencia, Accountability y Lucha contra la Corrupción .

Twitter: @gregoriorb

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/gregorioriera

Logo yoGobierno