Logo BID
  • Historias
  • Redes Sociales
13 Jul 2015

Receta para dialogar en las redes: entre Gobiernos y ciudadanos

Jean Pierre Mora Casasola | @jeanpierremora
Consultor /GobAPP - Laboratorio de Ideas BID

Imagine un diálogo en el que usted quiera hablar de nuevas tecnologías, pero su contraparte desea expresar sus inquietudes sobre literatura clásica. ¿Parece complicado? ¡Desde luego que sí! Es difícil comenzar una conversación sin la necesaria base de una temática en la que ambas partes estén interesadas por discutir. Paradójicamente, este es el caso de la comunicación entre Gobiernos y ciudadanos a través de las redes sociales en América Latina.

Así lo reveló el Perfil del Gobernauta Latinoamericano, investigación que realizó un análisis utilizando bases de datos de miles de mensajes enviados en redes sociales por las cuentas de alcaldes, alcaldías y sus respectivas interacciones ciudadanas. Educación y Cultura son los temas más mencionados por los gobernadores, pero son a la vez de los menos discutidos por los ciudadanos. Esta disonancia no puede ser ignorada si se busca un diálogo de calidad en Facebook, Twitter o cualquiera de las plataformas digitales que nos ofrece la Era de la Colaboración.

Captura de pantalla 2015-07-13 a la(s) 13.17.22

¿Cómo crear esa sincronía entre las temáticas discutidas en redes sociales? Con una taza de trasparencia y apertura, dos cucharadas grandes de participación ciudadana y unos cuantos kilogramos de una cultura basada en datos. Los tres componentes anteriores corresponden a las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con respecto a la implementación y el desarrollo de estrategias de gobierno digital, pero en este caso son totalmente aplicables a la mejora del diálogo con la ciudadanía a través de las redes. A continuación mayor detalle:

Transparencia y apertura:

Son la materia prima para el éxito de esta receta. Es esencial la transparencia en todos los temas y eso también implica sinceridad respecto de aquellos que son más difíciles de desarrollar. Por ejemplo, Seguridad y Violencia son la principal prioridad de discusión para los ciudadanos de acuerdo con el estudio del Gobernauta, sin embargo, no lo es así para los alcaldes. La ciudadanía espera transparencia en el panorama actual de esos tópicos y no que simplemente se soslayen por temas blandos. Indiscutiblemente, esto nos lleva a la apertura, para que así el público en general pueda también establecer los desafíos y acontecimientos por conversar.

Participación ciudadana:

Este ingrediente le da un sabor especial al diálogo. Se pueden medir los alcances de un intercambio por medio de sus resultados y acciones inmediatas. No se trata solo de enviar y recibir mensajes, sino de producir valor público; o sea, que los resultados de las comunicaciones puedan transformarse en decisiones, proyectos o soluciones. Precisamente, es así como la OCDE se refiere al hablar de compromiso y participación ciudadana. ¡Es hacer que el diálogo no sea en vano!

 Cultura basada en datos:

¿Cómo aplicar este elemento a mejorar la comunicación Gobierno-ciudadano? Aunque a simple vista no parezca, la cultura basada en datos viene a ser la cereza en el pastel, la cúspide de esta receta. Sencillamente, este concepto puede aplicarse a la administración de páginas y cuentas gubernamentales. Al desarrollar una cultura de datos no solo entre los ciudadanos, sino también en los equipos de comunicación, provocará un inminente cambio en el diálogo digital al permitir predecir o encontrar tendencias, temas y estilos utilizados por la ciudadanía. Los datos le harán saber al Gobierno de qué y cómo quieren hablar sus públicos meta.

Logo yoGobierno