Logo BID
  • Historias
  • Fellowship OEA
14 Oct 2016

¿Qué están haciendo los ciudadanos del futuro?

Silvia Da Rosa | @okactivist

Cada vez que salíamos de alguna hackatón, bootcamp o actividad similar siempre terminábamos hablando de la ausencia de programadores. Encontrábamos muchos perfiles que ideaban, discutían y prototipaban pero siempre el producto quedaba a medio camino porque no habían perfiles relacionados con la tecnología que pudieran llevarlo a la práctica.

En Uruguay, los estudiantes de carreras tecnológicas comienzan a trabajar en los primeros años (hay desempleo 0 en el rubro) y dichos perfiles en general se asocian a emprendedores del sector privado, por lo que no es demasiado llamativo el poco interés en este tipo de actividades.  Esa perspectiva dejaba poco espacio para mi utópica idea de mejorar el  mundo usando la tecnología que trataba de transmitir en mis clases de la universidad.

Por otro lado, desde WWW2013 donde escuché a Luis von Ahn explicando el concepto detrás de recaptcha y duolingo: utilizar tiempo que el usuario debería usarlo igual (como estudiar un nuevo idioma) para hacer algo útil para la sociedad (como traducir wikipedia), venía masticando la idea de hacer algo similar con los trabajos obligatorios para aprobar el curso.

Así surgió el primer experimento de #UcuDataLab en la Universidad Católica del Uruguay, coordinando cursos de Facultad de Ciencias Humanas y Facultad de Ingeniería y Tecnologías con equipos interdisciplinarios para que los alumnos creen artículos de periodismo de datos y prototipos de aplicaciones cívicas incluyendo las visiones de los diferentes cursos.

Actualmente estamos en la mitad de la segunda experiencia, con la novedad que involucramos actores de sociedad civil organizada como mentores de los equipos para generar mayor conocimiento de las problemáticas e involucrar más a los estudiantes en los movimientos cívicos existentes.

Un beneficio clave de esta experiencia es contar con tres generaciones de estudiantes (uno de cada curso) que aprenden y enseñan distintos aspectos vitales para el ciudadano del gobierno abierto:

  • Distintas perspectivas, se cruzan saberes, se genera un ambiente colaborativo con el objetivo de lograr algo concreto. Los estudiantes empiezan a ver el mundo no solo por sus propios cristales sino a través de la variedad de cristales que hacen al mundo.
  • Pensamiento crítico, ser preguntones, buscar evidencias y si no la encuentran, hay que buscar al que las tiene.
  • Hay que trabajar en equipo, lo importante no es saber sino tener el teléfono del que sabe .. e invitarlo a subirse al barco!
  • Soluciones reales para problemas reales. La sociedad civil trae problemas reales y al finalizar el curso obtendrá productos reales como estado del arte, nota periodística y prototipo de aplicación (esperemos que pronto una aplicación desarrollada también). Estos productos no quedarán en el altar académico ni servirán solo para aprobar el curso sino que servirán para solucionar problemas reales.
  • Lo abierto tiene que ser abierto (¿¡). Lo que se descubre se debe comunicar efectivamente, hay que llegar a todos los usuarios usando los medios que sean necesarios, uno de ellos es la web. Si la comunicación se realiza únicamente por web, ya partimos de un subconjunto de los interesados, pero si además esta web no es accesible achicamos ese subconjunto aún  más. ¿De qué hablamos cuando hablamos de accesibilidad web? Hablamos de habilitar a que la persona pueda acceder a los contenidos de la Web independientemente de limitaciones relacionadas con una discapacidad, edad avanzada, limitaciones del idioma o de tecnología (como puede ser una computadora antigua o un ancho de banda limitado). La accesibilidad no es una dificultad tecnológica sino social y de diseño, así que, ¿cuántas personas estamos dejando fuera del mundo digital por un problema de diseño y/o capricho?El cómo comunico, en este caso la interface de la aplicación y la visualización de datos es tan importante como el qué quiero comunicar y toda la investigación previa que hice.

Estos han sido los primeros prototipos para gestar el Gimnasio de Innovación en Gobierno Abierto GIGA, un proyecto que surge a partir del Fellowship OEA y con coaching del GovLab. GIGA es una organización con presencia internacional, convencida que el ciudadano del futuro se educa hoy a través de la incorporación de competencias y habilidades, que mediante un método de enseñanza disruptivo e innovador, le permitan  promover una cultura de la colaboración y utilizar herramientas de gobierno abierto para  la co-creación de una sociedad más justa. Pero esto es tema de otro artículo, así que los invito a estar atentos al próximo artículo donde profundizaremos en este hermoso proyecto.

* Silvia Da Rosa (@okactivist / ln:silviadarosa) es Ingeniera en Computación, docente y eterna estudiante. Es co-fundadora de GIGA, fellow @OEA_oficial 2016, docente de @UCUoficial, board member de @girlsintech_uy y coordinadora del Laboratorio de Innovación Social en Gobierno Digital de @agesic.

* Esta publicación es parte de una serie de historias de la iniciativa Fellowship OEA. Para conocer todas las publicaciones haga clic aquí.

Logo yoGobierno