Logo BID
  • Historias
  • Gobierno 2.0
21 Jul 2015

La web: Oportunidad para profundizar la transparencia en la administración pública

Ivan Augusto Pinto Aguilar

A decir de Oscar Oszlak (2012:11) “La transparencia es el principio orientador de apertura unilateral a la que se comprometen los gobiernos. Reconoce el derecho a la información que puedan solicitar los ciudadanos, pero también insta a los gobiernos a poner a su disposición aquellas informaciones que den cuentan de sus actividades y resultados, en base a los principios de relevancia, exigibilidad, accesibilidad, oportunidad, veracidad, comprensibilidad, sencillez, y máxima divulgación”.

Es necesario entonces precisar que no hay democracia que se valore que no tenga una medida de transparencia, pero la transparencia es la apertura en una sola dirección; desde el Gobierno a los ciudadanos.

En este sentido, la web, sus herramientas y las nuevas tecnologías brindan abiertamente un abanico de oportunidades para profundizar la democracia, promover mayor transparencia y rendición de cuentas e incentivar la participación ciudadana en distintas direcciones.

Profundizando en el tema; cuando hablamos de “la web como oportunidad para profundizar la transparencia en la administración pública” nos referimos a hacer uso de las herramientas que encontramos en ella para crear espacios abiertos y plataformas accesibles de uso oficial de los diferentes niveles de Gobierno donde el ciudadano pueda dirigirse y encontrar información clara de la gestión pública y rendición de cuentas en áreas como: salud, educación, políticas sociales, infraestructura y otros. Pero también para saber en tiempo real las acciones que los responsables públicos e instituciones del Estado están realizando.

Siendo más anhelosos con el tema; la implementación y uso de herramientas colaborativas de la web podrían generar expectativas de programas y proyectos del Gobierno hacia los ciudadanos, brindar y facilitar tramites y servicios públicos, dar la posibilidad al ciudadano de realizar transacciones en cualquier momento y lugar, adquirir un nuevo estilo de discusión e interacción con los ciudadanos para generar mayor transparencia en la gestión de Gobierno.

Hacer uso de las herramientas de la web es recomendable pero sobretodo necesario si queremos Gobiernos transparentes y accesibles a los ciudadanos. No tendrían que existir obstáculos para encarar políticas de implementación de herramientas web en la administración pública, ya que esta es una acción económicamente viable, con un grado bastante ponderable de accesibilidad y compatible con los ideales democráticos.

Sin embargo; en contra posición a lo arriba indicado y a manera de reflexión, nos preguntamos: ¿Es suficiente que un gobierno publique su actividad y ejecución presupuestaria en la web para ser considerado “transparente”? ¿Puede la necesidad de “rendir cuentas” obligar a los funcionarios y entidades públicas a ser honestos?

Anteriormente mencionábamos que la transparencia supone un vínculo unidireccional desde el Gobierno hacia el ciudadano. Entonces, la respuesta es NO. No se trata solamente de la voluntad política de un Gobierno de abrirse y poner a disposición del ciudadano información de su actividad y ejecución presupuestaria. La transparencia en esta nueva era del conocimiento e información, conlleva también una nueva forma de relación entre Gobierno y ciudadano; un espacio de interacción donde el Gobierno brinde al ciudadano la posibilidad de escucharlo, responderle, admitirlo como coproductor de las políticas públicas. Y de que el ciudadano pueda exigir al Gobierno que rinda cuentas, pueda proponer y dar su opinión sobre cuestiones que lo atañen.

Partimos entonces de un escenario donde identificamos la falta de información de lo público, un carente uso de nuevas tecnologías para promover la transparencia y rendición de cuentas, y el desafío ansiado de cambiar las estructuras organizacionales del Estado, para promover gobiernos más transparentes y ciudadanos más involucrados en la práctica y accionar de la gestión pública.

Nuestras democracias pueden tomar una lección importante de la web y la interacción entre sus usuarios; no sólo transparentar su proceso; sino, de crear sentido de pertenencia y valor en el conocimiento de todos sus ciudadanos.

Esta es para todos una tarea de innovación permanente.

Logo yoGobierno