Logo BID
  • Historias
  • Registro Universal
10 Ago 2015

La importancia de quienes registran nuestro nacimiento

Jean Pierre Mora Casasola | @jeanpierremora
Consultor /GobAPP - Laboratorio de Ideas BID

Hay una persona con un rol muy importante en los primeros días de nuestra vida. Probablemente no sea un familiar o un amigo, seguramente ni siquiera un conocido; sin embargo, tiene una función vital para un pleno desarrollo y acceso a todos nuestros derechos fundamentales en el futuro. ¿De quién se trata? Nada más y nada menos que del encargado de registrar quizá el más importante de nuestros hechos vitales: el nacimiento. Desde el Derecho Romano y los esfuerzos iniciales de la Iglesia Católica por instituir tres libros para registrar nacimientos, matrimonios y defunciones, la figura del registrador ha sido parte esencial de la historia del Registro Civil.

¿Es trascendental el registro de un nacimiento? Como lo exponía en una entrada anterior, desde el estudio del caso dominicano, el hecho de no contar con ese acto significa no existir para el Estado, por lo tanto se dificulta el poder gozar de derechos fundamentales, el acceso a programas sociales y, en fin, es una especie de invisibilidad ante la sociedad. En consecuencia, la tarea de registrar de forma eficiente, pronta y legítima es una asignación con una gran carga de responsabilidad. Es elemental que los registradores estén capacitados en cuestiones tanto teóricas como técnicas y que cuenten con los recursos necesarios para mitigar los posibles errores al constatar nuestra llegada al mundo.

 “Desde una perspectiva de derechos, se considera que la inscripción de un nacimiento asigna a la persona la calidad de sujeto jurídico pleno, le da la posibilidad de gozar de protección contra la discriminación y el abandono y le garantiza, aunque sea teóricamente, el ejercicio de la plena ciudadanía civil, política y social” Mariclaire Acosta, XXVIII Reunión del Consejo Nacional de Funcionarios del Registro Civil, OEA.

Analicemos la importancia del registrador desde un caso costarricense. El pasado 3 de agosto la Contraloría General de la República de ese país emitió un informe sobre el proceso para la generación y recopilación de la información relacionada con las inscripciones de los hechos vitales. Los principales hallazgos encontrados están elementalmente ligados con las labores de los registradores:

  •  La recopilación de la información para la inscripción de los hechos vitales se lleva a cabo por medio de 13.788 registradores auxiliares aproximadamente, de los cuales el 1 % son funcionarios del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y el 99 % restante corresponden a registradores auxiliares ad honorem, que no tienen una relación de dependencia directa con el TSE.
  •  El Registro Civil carece de procedimientos debidamente documentados, aprobados y divulgados, que le permitan: garantizar el uso y la custodia adecuada de los formularios en blanco por parte de los registradores auxiliares, controlar la devolución de los formularios, revocar la investidura de los registradores auxiliares, entre otras.
  • La capacitación que reciben los registradores auxiliares no obedece a una programación anual planificada, lo cual tiene incidencia en las devoluciones realizadas y los motivos por los cuales no se efectúan algunas inscripciones.
  • En línea con lo anterior, el análisis de la información para el período del 2007 al 2014, evidenció que de 45.481 devoluciones (nacimientos, matrimonios y defunciones), 7.591 obedecen a que el formulario carecía de la firma y/o sello, ya sea del registrador o del declarante, siendo este un requisito vital que no debe obviarse a la hora de recopilar la información.
  • El proceso de captura de información de los hechos vitales se desarrolla de forma manual por medio de formularios preimpresos que carecen de elementos de seguridad que permita garantizar su autenticidad e impida su suplantación.
  • El Registro Civil no tiene formalmente establecido mecanismos para la recopilación y traslado de las declaraciones de hechos vitales desde donde se origina el hecho hasta la sede central. Es un proceso completamente manual y documental con una total interacción humana; lo que genera riesgos ante la pérdida, sustitución o deterioro de los formularios.

 

Las problemáticas anteriores se podrían enmarcar bajo tres categorías: carencia de capacitaciones, dificultades técnicas en la inscripción y dificultades para el traslado de las declaraciones. El registrador pareciera ser el punto inicial de análisis para esos tres marcos de referencia que encierran los problemas encontrados por la Contraloría costarricense. Como se anuncia en el primer hallazgo, la mayoría de los registradores son voluntarios (notarios, médicos, parteras, párrocos, entre otros) que necesitan ser capacitados, dotados de recursos necesarios y también de canales adecuados para el envío de los formularios correspondientes.

El periódico La Nación de Costa Rica, a raíz del informe mencionado, documentó una historia que ejemplifica las consecuencias de un error en el proceso de registro:

«La falta de una firma en el acta de nacimiento de Campos es la traba para que él pueda obtener su cédula. “Me di cuenta de que yo no existía a los 18 años, cuando fui a sacar mi cédula. Los del Tribunal me dijeron que mi acta no tenía una firma y que no estaba inscrita. Me pidieron que llevara testigos de que yo nací en Alajuela. La única que estuvo era la partera, que ya murió”, contó Campos, cuyos padres son nicaragüenses».

Según la nota de ese mismo medio, el director del Registro Civil afirmó que los resultados de la Contraloría son una oportunidad de mejora. Esa misma entidad ya cuenta con algunas posibles soluciones a las situaciones descritas:

  • Digitalización de los trámites a partir del 2016.
  • Utilización de papeles de seguridad para certificados de nacimiento, defunciones y matrimonios.
  • Envío de los formularios y documentos asociados a través del sistema de correo del país.

 

¿Cuáles otros desafíos tienen los registradores en el resto de la región? ¿Qué otras soluciones creativas podrían mejorar las condiciones del registro? ¿Existen ejemplos de prácticas innovadoras relacionadas con registradores que podrían ser de ayuda en Costa Rica u otros países latinoamericanos y caribeños? Si tienes aportes al respecto, no olvides participar en la conversación #RegistroUniversal.

_________

En el marco del Fondo Canadiense para la Identidad Legal Universal en América Latina y el Caribe (CCR),YoGobierno.org abre la discusión sobre los registros, la identidad y su relación con el desarrollo. Si conoces alguna experiencia ciudadana, de los gobiernos u otras instituciones sobre el tema, envía historias, videos o ideas que tengas para mejorar estos procesos.

Estamos haciendo una recopilación de información sobre lo que se ha hecho y lo que falta por hacer en este tema. Puedes utilizar la categoría “Registro Universal” para enviar tu historia y el hashtag #RegistroUniversal para participar en la conversación en redes sociales.

Logo yoGobierno