Logo BID
  • Historias
  • Participación Ciudadana
01 Ago 2016

HACIA UN NUEVO PARADIGMA DE GESTIÓN PÚBLICA

Luisina Gala Golosetti | @luisinagala
Abogada - Directora Gibierno y Participación Ciudadana - Fundación Iniciativa

Por Luisina Gala Golosetti. Directora Gobierno y Participación Ciudadana – Fundación Iniciativa www.fundacioniniciativa.org

Hoy en día atravesamos un periodo de transición hacia un modelo de gestión publica orientado al ciudadano. En este sentido hay una búsqueda hacia un mayor involucramiento de los mismos en la resolución de los problemas públicos, ya que la creciente complejidad de las problemáticas que el Estado enfrenta impide que se les pueda dar solución únicamente a partir de las capacidades y recursos estatales. Este nuevo paradigma resulta de particular relevancia en los niveles locales de gobierno dada la cercanía con la ciudadanía y la posibilidad de impactar directamente en la vida de los mismos. Es por esto que al momento de tomar la decision de avanzar a nivel local en este tipo de iniciativas, deben contemplarse tanto los desafíos y oportunidades que enfrentan los gobiernos municipales al ingresar en esta nueva tendencia.

Antes de adentrarnos más en el tema, creemos conveniente aclara a qué nos referimos cuando hablamos de “nuevos modelos de gestión pública”. En este caso, estamos haciendo referencia al concepto de “Gobierno Abierto”. El mismo es definido como un paradigma de la gestión pública que se orienta al fortalecimiento democrático al abrir las vías de comunicación y participación ciudadana, promoviendo la confianza en el gobierno, la eficiencia y eficacia en la implementación de políticas públicas y la innovación en todas sus áreas. Resumidamente, este modelo se basa en tres principios fundamentales: transparencia, participación y colaboración. El Memorando sobre Transparencia y Gobierno Abierto del Presidente Barack Obama en 2009 define estos principios de la siguiente manera:

-Transparencia: Un Gobierno transparente proporciona información sobre lo que está haciendo, planes de acción y fuentes de datos. Ello fomenta y promueve la rendición de cuentas de la administración ante la ciudadanía y el permanente control social.

-Participación:Un Gobierno participativo promueve el derecho de la ciudadanía a participar activamente en la formulación de políticas públicas y facilita el camino para que las administraciones públicas se beneficien del conocimiento, ideas y experiencia de los ciudadanos.

-Colaboración:Un Gobierno colaborativo compromete e implica a los ciudadanos y demás agentes sociales en el esfuerzo por trabajar conjuntamente para resolver los problemas.

A pesar de que esta nueva concepción sobre el rol del Estado es generalmente vinculada en su mayoría con gobiernos nacionales, existen grandes ventajas en la aplicación del Gobierno Abierto en los Municipios. Frente a las nuevas responsabilidades de los gobiernos locales derivadas de las transferencias de competencias de los gobiernos centrales a los niveles subnacionales, este nuevo modelo de gestión permite redimensionar las ventajas surgidas de la proximidad con los ciudadanos. En este sentido la  generación espacios de participación y colaboración permiten a los municipios alcanzar una asignación mas eficiente de recursos. De esta forma, se pueden mejorar las gestiones locales mediante el aprovechamiento de las capacidades que surgen de la sociedad civil y el mercado, ya que en este marco, el ciudadano deja de ser un simple beneficiario de servicios públicos y pasa a ser un verdadero protagonista de la vida en comunidad y de su administración publica.

En este contexto, podemos encontrar tanto oportunidades que preparan el camino para la implementación de gobierno más abiertos, como también desafíos que amenazan este acercamiento entre el Estado y los ciudadanos.   Es por esto, que al momento de evaluar la adopción de este tipo de iniciativas es imperioso considerar cada uno de estos factores, los cuales detallamos a continuación.

En relación a los desafíos, quizás el mas importante reside en la necesidad de sensibilizar a los dirigentes politicos respecto a los beneficios de la aplicación de los principios de gobierno abierto en los gobiernos locales. Sin la respectiva voluntad política se vuelve imposible lograr iniciativas de este tipo. Otro obstáculo a superar es la falta de infraestructura tecnológica en algunos municipios debido a los recursos económicos escasos con los que cuentan. Tampoco, podemos dejar de mencionar la existencia de una amplia brecha digital que solo puede ser superada con mayor conectividad y alfabetización digital. El ultimo punto de esta enumeración no taxativa es el bajo nivel de capacitación y actualización de los empleados del Estado, no solo en cuestiones legales y administrativas, sino también en relación a la aplicación de las tecnologías de la información, esenciales para llevar adelante un procesos de apertura gubernamental.

En cuanto a las oportunidades que pueden ser aprovechadas para alcanzar gobiernos realmente abiertos, podemos señalar como primordial el crecimiento de la conciencia participativa de los ciudadanos. Una ciudadanía cada día más informada, involucrada y exigente puede traccionar este proceso de apertura. A esto se le suma el surgimiento de las nuevas tecnologías de la información que permiten un relacionamiento más directo con los ciudadanos  y una interconexión constante entre multiples actores que facilitan la obtención de objetivos sociales de manera mas eficaz y económica. Por otra parte, la existencia de numerosos casos exitosos de aplicación de los principios del Gobierno Abierto en la región resultan ser una gran oportunidad para imitar estas experiencias evitando el desgaste de buscar ideas inéditas e innovadoras en cada oportunidad. Finalmente, la posibilidades de colaboración entre municipios vecinos para hacer frente a problemáticas comunes resulta ser una gran oportunidad para facilitar la implementación de iniciativas de Gobierno Abierto en municipios chicos.

La proliferación de experiencias de este tipo en los últimos años es un indicador del potencial expansivo del Gobierno Abierto. Sin lugar a dudas, llegara el día en el que podremos ver arraigados los principios de este nuevo modelo en la mayoría de los gobiernos subnacionales de América Latina. Sin embargo, para que esto suceda es necesario que tanto los gobiernos, como la sociedad civil se comprometan a superar los obstáculos y desafíos que conlleva este nuevo paradigma. Es tiempo de que ambos actores reconozcan la necesidad de trabajar cooperativamente sobre las debilidades y fortalezas del Estado para dar soluciones los problemas actuales y, así, alcanzar sociedades mas desarrolladas y prosperas.

Logo yoGobierno