Logo BID
  • Historias
  • Gobierno 2.0
27 Ene 2015

Gustavo Bevilacqua, Intendente de Bahía Blanca, Argentina

Gisele Parvanoff

El siguiente es un artículo escrito por Yanina Scherger, publicado originalmente en Política Comunicada.

PolCom tuvo el agrado de charlar con Gustavo José Bevilacqua, abogado, escribano y actual Intendente del partido de Bahía Blanca. Uno de los pocos referentes políticos argentinos que se desenvuelve con facilidad en temáticas tan innovadoras como Gobierno Abierto. Y lo mejor de todo: ferviente lector de nuestro diario. Conozcámoslo juntos.

Gustavo Bevilacqua, por Gustavo Bevilacqua ¿Cómo se define?

No me gusta mucho autodefinirme porque significa delimitarme;  ponerme límites y en realidad creo que lo que me propongo es lograr metas. Trato de SER y de HACER. Por lo tanto no es una definición de mí mismo, sino distintos objetivos que me propongo  en la vida.

Las decisiones se toman desde el gobierno, pero los medios y la sociedad son los que deben sostener en el tiempo el compromiso del cambio

¿Por qué vió la necesidad de crear una agencia de Ogov?

En principio, porque  toda la estructura municipal está cimentada sobre una visión de los comienzos del año  1900. Y la verdad que generar una estructura de agencia con nivel de secretaría transversal a todas las demás secretarías, en la búsqueda de movilizar con otra impronta, con otros objetivos, fue algo que nos propusimos hace dos años y que no para de crecer desde que lo venimos proponiendo en Gobierno Abierto e innovación;  que ya es absolutamente necesario. Ya no se trata de “modernizar”, lo que nos interesa es apostar al futuro, creer en él. Pero para eso es el presente el que tenemos que saber manejar y administrar.

¿Cuál fue el puntapié inicial para lograr esta gestión?

El comienzo fue a través de una charla con Esteban Mirofsky, el responsable de la agencia de Ogov. Todo comenzó con algunos temas muy puntuales de innovación, pero al llegar a la conclusión de aquella charla nos dimos cuenta de que en realidad no podían ser objetivos aislados, sino algo coordinado y profundo en las convicciones que teníamos en común. De esa manera profundizamos el tema del gobierno abierto, analizábamos que significaba y que responsabilidades existían. Fue así  que la decisión de implementar el  de Ogov nació como una idea de gestión integral y una cuestión de innovación que se complementaba en la nueva estructura del gobierno.

¿Se puede modificar el concepto de democracia ciudadana gracias al aporte de los datos abiertos?

Yo creo que el impacto de las TICen cuanto a estructuras de gobierno es loable, o sea, no sólo se ha dado en una sociedad que va absorbiendo y que empieza a demostrar cierto límite entre los nativos digitales y quiénes  no. Sin embargo esto no establece barreras sino que, en definitiva, tiene que ver con otros desafíos que tienen las nuevas tecnologías frente a  la sociedad y frente a las áreas que tiene incumbencia. El  efecto transversal  de esas tecnologías no solo se aplica a la gestión gubernamental, sino también se  refleja en  la sociedad. Por lo tanto, no se pueden tomar objetivamente en cada sector. Es genérico de cada sociedad que se va a debatir hacia adelante, en cada una de sus actividades, y van surgiendo desafíos nuevos. La democracia creo que sigue siendo el mejor de los sistemas de administración de la propia sociedad. Sí creo que lo que cambió es un análisis muy vertical de lo que tenía la estructura de la democracia. Hoy el esquema de las tecnologías como una visión en red, establece que todos los efectos sean en red. Esa necesidad de adaptarnos al cambio es lo que está modificando en cierto modo el trabajo continuo en la democracia de la sociedad. Creo que lo que se viene es un gran debate y muy interesante. Hoy en día no puede estar en discusión la apertura de datos, sino cuáles son  los criterios;  por qué se adoptan y determinan. Por eso creo que es muy bueno este impacto que vienen generando las TIC.

¿Cree que su gobierno alcanza la transparencia que aboga la política del Ogov?

En los 3 pilares del Ogov, transparencia, participación y colaboración; nosotros fijamos la transparencia como elemento inicial, sino,  no podríamos aplicar los otros dos. Y en esa definición también logramos llegar a un acuerdo, llevar a cabo una decisión binaria: sí o no; Gobierno Abierto o cerrado. Es la decisión política principal y corresponde a quienes tienen responsabilidades de gobierno. Y esa decisión abarca todo lo que conlleva ese sí. Para nosotros es un gran desafío que debemos sostener a lo largo del tiempo. La calidad de nuestra transparencia se puede medir a través de lo que venimos trabajando en el tema: apertura de datos reutilizables y con todos los contenidos conceptuales de Ogov, sumado a que están en tiempo real y sin filtro hacia la comunidad y a eso le sumamos otra característica más que es la exposición de esos datos la lleva a cabo una  ONG (Gasto Público Bahiense) que no tiene relación directa con nuestro Gobierno Abierto, sino que ha venido trabajando desde antes que nosotros, lo cual es un gran reconocimiento. Si bien cumplimos con esas tres etapas, tenemos que estar sosteniendo todos los días la decisión de hacer Gobierno Abierto.

 ¿Cuán importante es para su gestión la participación de ciudadanos interesados en la tecnología?

Desde nuestro lugar, esta dinámica de cambio, de impacto, de visión transversal de las TIC en todas las áreas genera este tema de sociedad que se construye en red. Y cada uno de esos sectores, con distintos intereses, aborda  actualmente de manera distinta la temática. Antes se abordaban debates de tipo parlamentaria. Había un abstracto en la democracia que decía” la mayoría opina que hay que ir para tal lugar”. Hoy creo que el análisis es: como encontramos los nodos de esa sociedad con distintos  intereses y, como gobierno, somos capaces de escuchar e ir generando ese tejido social que se necesita para la construcción del futuro que viene. Y con esto no quiero decir que un nodo sea más importante que otro, no hay cuestiones más importantes que otras. Son distintos principios que tenemos que tratar de articular y como gobierno, en esa complejidad, interactuar  con los distintos desarrolladores para generar nuevos y buenos cimientos en la sociedad.

¿Percibe desde la sociedad un pedido de interacción más profundo con las APP, la gente busca generar el feedback?

Como ciudad mediana tenemos ciertas limitaciones. Pero por ejemplo, con las universidades hemos interactuado para que aquellos estudiantes que tienen sus tesis y sus trabajos puedan desarrollarlos en base a los datos que brindamos desde Gobierno Abierto. El feedbakc en este caso es generar ese incentivo; nosotros necesitamos que el sector académico esté conforme a la realidad y, en tanto y en cuanto se reflejen problemas de la sociedad nos facilita. Creo que la resolución delos problemas tienen que venir de la sociedad, del sector académico, de ciudadanos que de manera individual han programado aplicaciones para tal fin. A todos tratamos de acercarnos y promocionar sus trabajos, acá no se juzga la importancia, sino que intentamos que se genere la participación y colaboración.

¿Cómo ve la cobertura de los medios de comunicación con respecto a las actividades que realiza el gobierno Abierto local?

Hace dos años se inscribió en la agenda mediática local. Al principio fue difícil que se identifique como tema de Estado, de sociedad,  más que de gobierno. Hay medios que sostienen un esquema de periodismo de análisis de datos y eso hace que puedan llegar a acompañar y entender la esencia de todo este proceso. Por eso los medios que tienen la impronta como Política Comunicada y la idea de seguir penetrando esas capas de la política en sí para que se adapte, creo que es muy importante. Porque después nosotros vamos a traducirlo también a los medios. Por eso no nos fijamos cómo recepcionan los medios de comunicación los temas de Ogov local, sino cómo podemos hacer para ir llevando adelante la agenda, que tan importante es para la sociedad.

¿Por qué cree que aún no pudo aplicarse el proyecto de ordenanza? ¿Cuáles serían los beneficios de aplicarla?

Me parece que el esquema político todavía no alcanza a entender qué significa. Y ese es el gran desafío. Una de las cuestiones que más llaman la atención hacia afuera es que como ejecutivo somos los que proponemos el Gobierno Abierto, y lo que hemos recibido son trabas. La lógica de la política tradicional hace muy difícil que se rompan ciertas estructuras. Igualmente la idea es perseverar.

Los beneficios son dos: la inversión en el principal capital político; la confianza. Institucionalmente se desgasta rápidamente. Y tener legitimidad basada en esa confianza. La sociedad se debe basar en ella. A veces se hace difícil porque los datos que liberamos no son utilizados por fuerzas políticas para construir sino para poner siempre en duda. Pero nuestro objetivo fundamental es la transparencia, como desde un principio.

Y el otro beneficio es estructurar nuevas reglas de juego en la sociedad, en aquellos interesados en participar y colaborar, para generar ese debate horizontal.

En un futuro cercano, ¿Cómo ve a la Argentina respecto de la implementación del Open Governnment?

Es algo que se va a ir demandando cada vez con más fuerza. Desde la sociedad, desde el periodismo, desde cada núcleo que necesite nutrirse de datos y manejar la información. Pero principalmente, creo que lo que viene es una agenda muy firme que tiene que ver con un debate distinto al que fue el acceso a la información pública. El gran debate son las estructuras legislativas que tiene la sociedad como uno de sus instrumentos más importantes. Si bien tenemos una ordenanza a nivel nacional, a nivel provincial debería existir una estructura legislativa que soporte y promueva la apertura de datos, que hoy en día es indudable. Y en base a esto, cómo ir llevando a la sociedad de acuerdo a sus necesidades que, precisamente, en los datos emergen día a día y en tiempo real. Así  que a la Argentina la veo en un debate principalmente estructural y legislativo, respecto de un esquema profundo, sincero y comprometido con lo que corresponde, de acuerdo a los momentos que atraviesa la sociedad a través de las TIC y que nos facilitan todas las cuestiones administrativas.

“Las decisiones se toman desde el gobierno, pero los medios y la sociedad son los que debe sostener el compromiso del cambio”

Logo yoGobierno