Logo BID
  • Historias
  • Gobierno 2.0
19 Jun 2015

Gobernauta: La retórica de los alcaldes en redes sociales

Mariana Leytón

rhetorica

Este post es parte de la serie Gobernauta, en la cual estamos repasando todos los componentes analizados en este estudio. Para descargarlo completo, entra a Gobernauta.org.


Para los gobernautas el “cómo se dice” pesa tanto como el “qué se dice”. Los datos del estudio Gobernauta revelan que, a pesar de que la mayor parte de alcaldes y alcaldías utilizan Facebook y Twitter, no tienden a usar estas redes para interactuar con la ciudadanía, sino para difundir sus mensajes. Por eso mismo, en esta oportunidad exploramos qué tipo de mensajes son publicados, más allá de la temática que traten.

Alcaldes y alcaldías por un lado, ciudadanos por el otro

Mientras que los ciudadanos usan las redes sociales para hacer notar problemas que enfrentan en su día a día (Seguridad y Violencia, Corrupción, Calles, Infraestructura y Obras Públicas, Transporte, entre otros), ni alcaldes ni alcaldías hablan de estos temas como problemas en sus mensajes. En Twitter, los problemas se mencionan en 10 y 8 por ciento de los mensajes enviados por alcaldes y alcaldías, respectivamente. En Facebook, estos porcentajes se cortan a menos de la mitad (sólo el 4% de los mensajes en las cuentas personales de los alcaldes y el 3% de las gubernamentales presentan problemas). Los datos del estudio también revelaron que, al hablar de problemas, el 41% de los tuits de alcaldes y el 47% de los de alcaldías proponen alguna solución y tienden a tener tonos optimistas.

Cuando sí se mencionan problemas, el encuadre tiende a ser social (y casi nunca político). Más aún, en cuanto más años de gestión tiene una administración, menos problemas menciona. Los autores explican que esto puede deberse a que una administración nueva puede encontrar causas y responsables de los problemas ajenas a su equipo, mientras los problemas mencionados por una administración con muchos años de gestión recaerían en su mismo gobierno y su incapacidad para solucionarlos.

El siguiente tuit, desde México, es ejemplo de un encuadre social de un problema:

La ciudadanía no es fuente de información

Ni en las cuentas de los alcaldes (74%) ni en las de las alcaldías (81%) se citan fuentes en los mensajes de redes sociales. Incluso cuando hay fuentes en las cuentas de los alcaldes, mayoritariamente son datos de su propia gestión local o eventualmente de un experto. Y algo que claramente evidencia que las redes sociales no son aprovechadas como un espacio de intercambio de información es que, a pesar de todos los mensajes que los ciudadanos envían en relación a temas de Seguridad y Violencia, Corrupción, Calles, Infraestructura y Obras Públicas, Transporte, y más, apenas el 2% de las veces se cita a la ciudadanía como fuente de información.

Yendo más allá, ni alcaldes ni alcaldías utilizan las redes sociales para hacer preguntas a la ciudadanía y obtener información por ese medio. Los mensajes en Facebook contienen preguntas apenas el 3% de las veces, y en Twitter sólo hay preguntas el 2% del tiempo. Pero mucho más significativo es que los alcaldes responden a consultas o inquietudes de la ciudadanía sólo en el 7% de los casos y los gobiernos locales en el 5%.

En Facebook, la recurrencia a preguntas y respuestas es prácticamente inexistente en los mensajes de alcaldes y gobiernos municipales: se interroga en el 3,5% de las cuentas personales y en el 3,1% de las institucionales. 

Predomina el tono técnico sobre el emocional

En Twitter, más de la mitad de los mensajes de los mandatarios tienen un eje institucional y en Facebook el enfoque es más social; principalmente los de aquellos gobernautas más jóvenes. 

Las alcaldías tocan temas personales o político-partidarios apenas un 3% de las veces, mientras que los alcaldes lo hacen hasta un 12%. Estos datos demuestran que existe una sana separación entre cuentas personales e institucionales.

Al hablar de educación, por ejemplo, un mensaje puede adoptar un eje institucional-pedagógico (explicando un tema o política pública a la ciudadanía), como en el siguiente ejemplo enviado desde Venezuela:

En cuanto al tono del mensaje, las cuentas oficiales de las ciudades asumen un tono técnico en el 63% de los casos. Los alcaldes, en cambio, tienden a intercalar tonos. El 48% de sus tuits tienen un tono técnico, pero un 40% de los tuits adoptan un tono emocional o combinado, tal como muestra este tuit colombiano:

Otro tema que fue resaltado en el estudio es que las alcaldías tocan temas personales o político-partidarios apenas un 3% del tiempo, mientras que los alcaldes lo hacen hasta un 12% de las veces. Tales datos demuestran que existe una sana separación entre cuentas personales e institucionales. Se identificó también que en cuanto más años de gestión tiene una administración, los tonos combinados se ven más seguido. Como explican los autores, “quizás, haya que imaginar que el estilo técnico sea un elemento de mayor autocontrol en las redes sociales, a las que se respeta para evitar viralizaciones no controladas o conversaciones muy negativas en torno a los contenidos”.


 

Gobernauta.org

Ingresa a Gobernauta.org para explorar más datos y descargar el estudio.

 

 

*Los datos mencionados en esta nota salen del análisis del tercer componente del estudio Gobernauta: Retórico de uso y estilo. Puedes leer más en las páginas 35-42, 115-150, 250-284 del reporte completo.

 

Ver también:

Gobernauta: ¿De qué hablan los gobernantes locales en redes sociales?

Gobernauta: El contexto dice mucho, pero no todo

Gobernauta: Estudio del Perfil del Gobernante Latinoamericano en Redes Sociales

Logo yoGobierno