Logo BID
  • Historias
  • Laboratorio de ideas | GobApp
12 Ago 2015

Empatía: me quedaron grandes otros zapatos

Jean Pierre Mora Casasola | @jeanpierremora
Consultor /GobAPP - Laboratorio de Ideas BID

No di la talla, me quedaron grandes otros zapatos. Me creía una persona muy empática, alguien con la capacidad de “ponerse en el lugar de otros”, pero cuando viví el reto EnOtrosZapatos.org (EOZ) descubrí que aún tengo mucho camino por recorrer. Allí, en un sitio más del gran conglomerado digital, hay cinco historias que reflejan realidades, sueños y frustraciones de muchos, sin embargo, seguro estoy que cada quien que se anime a jugar caminará por su propia historia de empatía.

No olvido la primera vez que entré. Me tocó ponerme unas sandalias (según mi imaginación) de una mujer afrodescendiente y argentina. Maribel, era su nombre y con el cual me esforcé por genuinamente sentir que su vida era la mía. Mi problema fue creerme “empático” antes de comenzar la historia, ¡vaya sorpresa me llevé! Cuando EOZ me obligaba a tomar decisiones realmente difíciles me detenía, respiraba y me preguntaba: ¿si esta es realmente mi historia, qué realmente decidiría? Mis ínfulas empáticas entraron en crisis.

piezas varias-08

Estar en contra de la discriminación no significa entenderla, ni mucho menos que no somos discriminadores en alguna medida, algo que aprendí de Maribel. Lo interesante es que en EOZ ella era yo y yo usurpaba en su vida, así que la lección técnicamente me la impartí yo mismo. Al final terminé jugando todas las historias. Conocí a Sofía, David, Antonia, Yolanda; y sorpresivamente a Jean Pierre (quien escribe estas palabras), alguien a quien la empatía le dio una cachetada para reflexionar sobre lo que ese término en verdad implica (algo que va más allá de creerse empático).

Muchos ya sabrán a que me refiero. Y si alguno piensa que todo esto es un poco confuso, por favor le pido que encuentre su propio camino hacia la empatía. Hay un atajo digital: www.EnOtrosZapatos.org, un medio más. Me quedaron grandes otros zapatos, el desafío fue enorme. Hoy, aquí sigo tratando de caminar con unas cuantas tallas más, otras veces con algunas menos, pero el propósito es acostumbrarme a andar en otro calzado diariamente.

Logo yoGobierno