Logo BID
  • Historias
  • Participación Ciudadana
20 Abr 2015

Casa Hacker, un hogar para proyectos tecnológicos en La Paz

La Pública

casa hacker la paz la pública bolivia

El artículo original fue escrito por Mabel Franco y publicado en La Pública.

Las comunidades tecnológicas de La Paz, y del país, disponen de un lugar para reunirse, pasar talleres, desarrollar ideas y, si cabe, crear empresa. Es la Casa Hacker o Bolivia Tech Hub que está abierta para todos quienes tengan un proyecto y quieran afinarlo y compartirlo.

150 metros cuadrados para despegar. Es una forma de ver el espacio de Bolivia Tech Hub o, más coloquialmente, la Casa Hacker que fue abierta en diciembre 2014 en La Paz. Detrás está un grupo de informáticos convencidos de que ideas y proyectos tecnológicos hay muchos en Bolivia: lo que hace falta es que se articulen, se fortalezcan y se pongan a volar.

La casa que está ubicada en el pasaje Fabiani, final Sánchez Lima, a pocos pasos de la gasolinera de Kantutani, podrá ser ocupada por quien tenga un proyecto y necesite un espacio para desarrollarlo. Tres habitaciones, una mesa, sillas, conexión a internet y una cocina para el café de rigor de los creativos puede ser mucho para quienes trabajan en su domicilio y, cada vez que necesitan reunirse con sus pares, encuentran dificultades.

Willmar Pimentel, integrante de ACM Sim (Asociación Científica Multidisciplinaria), la ONG que está detrás de esta idea que comienza a concretarse y que promete dar que hablar en 2015, explica que el alquiler y lo básico para el funcionamiento de la casa tienen el financiamiento de Hivos. El objetivo es equipar el lugar según el tipo de proyectos que se presenten. Por ahora, porque el espacio está activo desde diciembre –cuando hubo una primera charla presencial coorganizada por La Pública sobre “Activismo 2.0. Los medios sociales como plataforma de movilización”, a cargo del profesor de Cultura Digital y Sociedad del King´s College de Londres, Paolo Gerbaudo– los “habitantes” deben acudir con su laptop; la intención es adquirir pronto unas cuantas computadoras que, sobre todo, ayuden para dar los talleres dirigidos a estudiantes de colegio.

Charla sobre Activismo 20 en la Casa Hacker el 8 de diciembre Foto Iblin Linarez

Ejemplos de cómo pueden darse las cosas los ofrece Pimentel, informático formado en la Universidad Mayor de San Andrés, y al decirlo contagia entusiasmo: “Puede ser que tres proyectos lleguen y no sólo mejoren, sino que en las reuniones podremos ver si pueden juntarse para hacer algo más grande. Un caso es el de los drones o robots voladores que se están desarrollando en El Alto; pero que como tales no tienen mucho valor, pues drones para adquirirlos y a precios bajos ya hay en el mercado; sin embargo, existe un proyecto de periodismo dron dando vueltas por ahí. Si se juntan se habrá logrado algo trascendente”.

Otro ejemplo tiene que ver con el proyecto de fábrica de software libre que el Gobierno ha anunciado que se hará realidad en Sucre. “Suena medio raro, pues donde están los programadores es en La Paz y Cochabamba; pero bueno, en Bolivia Tech Hub –como prefiere llamar al espacio Pimentel, para evitar las asociaciones negativas, aunque incorrectas, de la palabra hacker–, haremos una versión ciudadana de cómo debería ser esa fábrica: organización, grupo de trabajo, etc.”.

Actividades ya consolidadas de ACM SIM, como la olimpiada de informática y robótica, tendrán su domicilio en la Casa Hacker, nombre que reivindica Javier Badani, el comunicador que es otro de los coordinadores del espacio.

Desde diciembre se planearon talleres de introducción a la programación para chicos de colegio. De éstos habrá muchos más, para tutores y colegiales desde nivel preescolar. El objetivo es que desde niños los estudiantes tengan oportunidad de aprender y practicar. 

Personal que permita abrir la casa durante ocho horas diarias está garantizado. Lo siguiente es lograr que la gente se entere y se apropie de la casa, como ya han manifestado que harán la gente de Wikimedia y la de Jaqi Aru , comunidades ambas que trabajan en contenidos nacionales para Wikipedia en un caso, y en aymara para Facebook la segunda.

“La riqueza está en conectarnos, que las muchas comunidades dispersas se encuentren, pues lo virtual no es suficiente”, considera Pimentel; “es algo en nuestro ADN; necesitamos vernos de frente para articular cosas que luego moveremos digitalmente”.

Entre los grandes eventos ya previstos se tiene el Encuentro Nacional de Comunidades que tendrá lugar en julio de 2015, también con el apoyo de Hivos.

No será Silicon Valleyni siquiera uno de los barrios de esa ciudad de la tecnología; pero sí se parece a una de sus casas, una de aquellas en las que nació la empresa de impresoras 3D y tantas otras innovaciones que hoy mueven el mundo.

Para más datos:

https://www.facebook.com/boliviatechhub

http://www.lapublica.org.bo/noticias/la-paz/item/324-casa-hacker-un-hogar-para-proyectos-tecnologico…

Logo yoGobierno